Reseña: LOS JUEGOS DEL HAMBRE

El primer libro de la trilogía de los Juegos del Hambre, de Suzanne Collins, fue Publicado en 2008 en Estados Unidos. Tras convertirse en un éxito, no tardó mucho en llegar al cine, lo que ocurrió en 2012. En General me gusta leer los libros para luego defraudarme con la película, En esta oportunidad fue diferente, la película la vi hace una década y solo este año me interesé en leer el libro. La novela se ubica en un país llamado Panem, en lo que alguna vez fue América del Norte. Narra la historia de Katniss Everdeen intentando sobrevivir en un distrito marginal llamado 12. Este distrito se dedica a la producción de carbón. Hace muchos años, los distritos declararon la guerra al Capitolio, la ciudad capital de Panem, pero perdieron, siendo condenados a enviar cada año una pareja de jóvenes a luchar a muerte en un evento llamado los Juegos del Hambre, donde únicamente se permite un ganador, es en términos simples un Reality Show, que se transmite en vivo a todo Panem. Si bien es cierto que hay algunas diferencias relevantes entre la película y el texto, este último es mucho más rico en detalles, por supuesto apoyado por la imaginación del lector. El autor escribió la novela bajo los ojos de Katniss, utilizando primera persona, lo que da una cercanía singular con la protagonista. Usa un lenguaje simple, lo que permite una lectura rápida, la trama es fluida y fácil de seguir. Personalmente, me encantan las historias de logro y superación, y puedo decir que la historia de Kadniss es una de ellas.

Reseña: LOS JUEGOS DEL HAMBRE